En las casas ondean banderas, los locales comerciales cubren sus techos de guirnaldas y los parques y centros culturales se alistan para dar los mejores espectáculos durante los días que duran las fiestas.

Oficialmente las Fiestas Patrias se celebran el 18 y 19 de septiembre, y como esto no pasa muy seguido, muchos aprovechan la oportunidad para recorrer el país, aprovechar los diferentes eventos que organiza cada región y probar una gastronomía deliciosa y muy variada.

Otra de las actividades tradicionales que revive en esta época son juegos como la rayuela, los rodeos, el palo ensebado o los volantines, que congregan a familias enteras a disfrutar de su “chilenidad”.

Y la cueca, ese baile que consiste en el coqueteo de una pareja que, aunque casi no se toca, pero se seduce con pequeños pasos al ritmo del acordeón, el arpa, el pandero, el piano y el tormento, se puede escuchar y bailar a lo largo de todo el país.

La Cueca chilena

Como es de esperarse, Santiago es la ciudad que más eventos realiza, incluyendo varios oficiales que vienen siendo una tradición durante décadas.

La Misa de Acción de Gracias es uno de los primeros actos del 18 de septiembre y convoca a las principales autoridades del país en la Catedral de la ciudad.

En horas de la tarde, luego de haber asistido a otros encuentros importantes, nuevamente las autoridades se reúnen en el Teatro Municipal para el concierto de ópera que lleva más de un siglo de tradición.

El 19 de septiembre, luego de que chilenos y chilenas han conmemorado el día de independencia disfrutando al máximo de sus costumbres, en la elipse del Parque O’Higgins se recuerda el aspecto militar de esta celebración.

En la famosa Parada Militar participan cientos de miembros de las Fuerzas Armadas y los Carabineros de Chile, quienes desfilan con sus mejores trajes mientras se interpreta la clásica música castrense.

Los ciudadanos pueden disfrutar este evento desde los inmensos prados del Parque, para después formar parte de las otras actividades que se realizan en el sector.

Además, hay otro lugar en Chile que se caracteriza por organizar un encuentro multitudinario durante esas fechas, la ciudad de Coquimbo a poco más de 450 km al norte de Santiago.

La Pampilla, un evento de tres días llenos de música y folclore, atrae a miles de familia quienes instalan sus carpas para disfrutar de los espectáculos y la naturaleza del lugar.

Ahora los conciertos no son solo de música tradicional; vienen artistas de diferentes géneros que convierten a la Pampilla en una fiesta diversa e inolvidable. 

Noche en La Pampilla

Y si lo que buscas es aprovechar las vacaciones para salir de la ciudad y disfrutar de los mejores paisajes naturales de Chile, puedes realizar las últimas prácticas de esquí del año, visitar el árido y fascinante San Pedro de Atacama o escapar a las playas de Pichilemu.

Eso y mucho más, ya que este país está tan lleno de encantos que las opciones son interminables.