De lunes a viernes la rutina de un chileno promedio varía entre las clases, el trabajo, cuidar a los niños o visitar algún familiar. Pero cuando llega el sábado, con el cansancio acumulado de la semana, las opciones que nos quedan son: dormir todo el día o salir con nuestros amigos.
 
Si eres de los que prefiere optar por la segunda, a continuación te haremos un recuento de los 6 mejores destinos para pasar un fin de semana en Chile

1- Valdivia

Ubicado a 1 hora 30 minutos en avión desde Santiago con las aerolíneas LATAM o Sky Airline. Está ciudad del sur de Chile es un destino imperdible si lo que buscas es descansar y desconectarte todo el fin de semana. En Valdivia podrás respirar el aire más puro del país mientras navegas por el río Calle Calle y contemplas sus prados y sus bosques que siempre están verdes. 
 
Si visitas Valdivia, una actividad que no puedes perderte es la navegación por sus ríos, parte fundamental de la geografía de la región. Encontrarás embarcaciones que te den un paseo desde CLP $5000, dependiendo de su tipo. En el trayecto conocerás los afluentes de los ríos, variedad de aves nativas como el cisne de cuello negro que abunda en la zona y podrás pasar por el trístemente célebre puente CauCau, de permanentes brazos abiertos.

2- San Pedro de Atacama

A 1 hora del aeropuerto de Calama, este es uno de los destinos favoritos por viajeros nacionales y extranjeros. Sus paisajes de ensueño maravillan a sus visitantes por su bellísima contradicción: desiertos, glaciares, ruinas arqueológicas y aguas termales. Un destino de aventura por excelencia.
 
 
Si bien dos días no son suficientes para disfrutar de San Pedro de Atacama, un tour guiado sería una excelente alternativa para adentrarte en la cultura de sus habitantes y disfrutar los encantos de esta región. Las opciones varían mucho dependiendo del tiempo que vayas a quedarte, pero para unfin de semana encontrarás opciones desde CLP 70.000
 
Sin importar si tu visita a San Pedro de Atacama está programada para el invierno o verano, los elementos que no pueden faltar en tu bolso de viaje son un buen bloqueador solar, un sombrero, gafas de sol con filtro UV y una botella de agua para mantenerse hidratado. ¿Por qué? Porque te enfrentarás a uno de los lugares con mayor radiación ultravioleta de Chile y la protección se hace imprescindible.
 

3- Viña del Mar 

 
Con una estética urbana que encanta a cualquier visitante en Viña del Mar, o "Ciudad Jardín", podrás disfrutar de espacios muy amplios para el deporte al aire libre, la recreación y una gastronomía exquisita. Disfruta de sus atardeceres, sus castillos y asiste a uno de sus innumerables conciertos. Es una ciudad juvenil ideal para escaparse todo un fin de semana.
 
Entre las opciones que tienes para hacer queremos destacar: La playa Reñaca, que promete fiestas, un ambiene juvenil y diversión durante todo el día y toda la noche. Y el Parque Nacional la Campana, explorado por el mismísimo Darwin, es uno de los pocos lugares que alberga el último bosque de Palma Chilena que existe en el mundo. Un imán para los amantes de la naturaleza. 

4- Puerto Montt

 
La inmensidad del océano Pacífico, la gastronomía a base de salmón y su exquisita brisa marina, son ideales para reponer energías después de una semana agotadora. Las arenas más suaves del sur de Chile están en Puerto Montt. Recorre las calles de Puerto Montt y sorpréndete con su catedral construida en madera de alerce, la iglesia Jesuita, la Casa del Arte Diego Rivera y el Museo Juan Pablo II.

5- Embalse el Yeso 

 
Ubicado a 73 kilómetros de Santiago, es la principal fuente de agua potable de la región, ideal para acampar en plena montaña. La entrada es completamente gratuita y disfrutarás de un conmovedor paisaje compuesto por una laguna color turquesa, la cordillera que la rodea y las estrellas brillantes de la noche. Este destino es ideal si te gusta la fotografía de paisajes, las actividades al aire libre y comtemplar estrellas. 

6- Cajón del Maipo

 
Ubicado a 40 kilómetros de Santiago, el Cajón del Maipo es una perfecta vía de escape para alejarte del ajetreo de la vida urbana. Allí podrás lanzarte en bungee, hacer rafting y practicar canyoning. De igual manera podrás pasear a caballo, hacer un picnic y disfrutar con los tuyos de un espacio natural increíble.